Archivos mensuales: febrero 2014

¿Tienes actitud para emprender?

 Blog 007_cabecera

Emprendedores proactivos

Uno de los valores que más nos gustan desde la cultura Feelback 360º es la proactividad. Ser proactivo implica adelantarse a los acontecimientos, tomando las riendas de nuestra propia vida, llevar la iniciativa y, en definitiva, asumir la responsabilidad de que las cosas sucedan. Seguro que os imaginaréis que identificamos el término “proactividad” directamente con los emprendedores.

Hoy en día el emprendimiento está de moda. No es sólo una actividad, una salida a la crisis o un cambio de vida. Es una actitud, una decisión. Es optar por ser valiente, elegir qué y cómo se harán las cosas desde ahora en adelante. En FB360º estamos convencidos de que la proactividad nos ayuda a ser un poco más libres y un poco, por qué no, más felices.

En el ámbito profesional, la proactividad se encuentra directamente en actitudes como la de los emprendedores, aunque puede darse en cualquier organización (ya os contaremos algo más sobre esto en próximos posts), y es muy beneficiosa para mejorar los resultados de las empresas, ya sean grandes o pequeñas.Blog 007_1

Tomar la decisión de ser emprendedor nunca es fácil, el camino es largo y nada sencillo. Es fácil equivocarse, caer, o no tener suerte. Pero con una buena actitud y un poco de suerte, nuestra idea puede sin duda salir adelante. Por otro lado es importante saber que con sólo proponernos ser nuestro propio jefe y tener una buena idea no nos convertimos automáticamente en emprendedores (¡si no… qué fácil sería y qué bonito suena!) Lo que nos convierte en emprendedores es tener esas ideas, desarrollarlas, llevarlas a la práctica… ¡y obtener resultados!

En los emprendedores, la actitud proactiva en el espacio personal y profesional se unen, por eso es tan importante desarrollarla y mejorarla continuamente. Un emprendedor debe cambiar el “¿Qué va a pasar?” por “¿Qué voy a hacer?”. Sólo a través de esa visión podrá definir sus estrategias y sus objetivos.

Actitudes clave para emprender

Te interesará saber que hay una serie de actitudes que son fundamentales para empezar y mantener tu propia empresa con éxito. Aquí te dejamos las que consideramos más importantes:

 1. Trabaja en algo que te apasione: Tendrás más posibilidades de éxito si disfrutas de tu trabajo. Ahora que tienes la posibilidad de elegir, opta por algo que puedas amar de verdad.

2. Identifica los puntos de inflexión y aprende a retirarte a tiempo: Es importante que aprendas a encontrar el momento en el que es necesario cambiar de táctica o de idea, y saber retirarse a tiempo de inversiones sin poco futuro

3. Puedes caerte, pero no no quedarte en el suelo: Está permitido equivocarse, por supuesto… ¡pero no debes rendirte! Recupérate, reinvéntate, y continúa hacia el éxito.

4. Deja de hacer, para que otros hagan: Eres emprendedor… ¡no autónomo! Rodéate de un buen equipo en el que puedas confiar, que te ayuden a desarrollar las áreas de trabajo fundamentales en tu empresa en las que sean especialistas. Un diseñador, un gestor, un community manager, un programador… Un valiente necesita a gente que sepa más que él en algunos campos.IMG_1302

5. La innovación es la clave para no quedarse atrás: Cambia y adapta tu modelo de negocio a los nuevos tiempos, investiga e identifica las necesidades y los cambios de tu entorno para estar siempre a la última y adelantarte a tus competidores.

6. Busca ser excelente en todo lo que hagas: Si siempre te has quejado de los chapuceras que son algunas empresas… ¡predica con el ejemplo! Ofrece calidad a tus clientes y a tus trabajadores continuamente, podrás sentirte orgulloso de tu trabajo. ¡Marcarás la diferencia!

7. Piensa en el negocio one to one:  Los modelos de negocio han cambiado, la gente quiere productos y servicios exclusivos, personalizados y adaptados a sus necesidades concretas. Piensa en personas, no en “clientes”. Te ayudará a ser más cuidadoso y responsable, y además lo notarás en los resultados.

8. Sin mente abierta no hay supervivencia:  Adáptate, piensa en las nuevas tecnologías y comportamientos sociales y fórmate constantemente y de forma continua.  Si evolucionas tú,  lo hará tu empresa.

9. Conócete a tí mismo y a tu entorno:  Es muy importante que antes de saltar a la aventura del emprendimiento te conozcas bien a tí mismo, tus puntos fuertes y débiles, tus habilidades, las amenazas que se plantean en el área en el que quieres trabajar… Puedes contactar con un profesional para que te ayude a potenciar tu talento y arrancar de la manera más segura.

10. Presta mucha atención a las nuevas formas de comunicación:   Ahora tienes la posibilidad de llegar a tus clientes (y que ellos lleguen a tí) en segundos. Piensa en tu target y en cómo puedes comunicarte con las personas que te interesan, y al mismo tiempo como ser accesible para quien pueda estar interesado en tu proyecto.

11. Aprende a hablar de tu proyecto y de tí mismo:  Es imprescindible que conozcas bien tu idea, y seguro que ya lo haces… pero, ¿sabes transmitirla? Fórmate en habilidades de comunicación eficaz para poder hacerla llegar a inversores, clientes o cualquier otra persona que pueda ayudarte en tu nueva aventura.

Y tú, ¿eres emprendedor? ¿Estás familiarizado con el emprendimiento? ¿Crees que estas actitudes pueden ayudarte a llevar a cabo un proyecto o empezar un nuevo negocio?  Queremos saber tus opiniones al respecto, así que no dudes en dejar un comentario.